20/11/17

El mito de comer pesado por la noche

¿Hay algún inconveniente en hacer una cena copiosa a altas horas de la noche? ¿Los alimentos como la carne de cerdo son perjudiciales pasada la tarde?

Cuantas veces seguramente has escuchado decir a alguien: - “El puerco por la noche cae mal, es pesado



Comer algún alimento en particular, a una hora particular, si que podría tener en nuestro cuerpo algún efecto particular, como la comida tras el entrenamiento. Pero no seamos tan extremistas y extrapolemos cosas que no.

Yo iría más allá, no se trata de "x" o “y” alimento a tal hora, se trata de la cantidad la que podría en éste caso, causarnos alguna digestión un tanto más tormentosa, interfiriendo con el sueño.

No es en sí la carne de puerco en éste caso.

Podría pasar lo mismo con cualquier otro alimento que sea propicio a causar digestiones pesadas, aquí podríamos citar a los lácteos, cereales integrales y las legumbres, los cuales son más complicados de digerir que una fruta, por ejemplo.

Éstos alimentos (lácteos, legumbres, cereales integrales) no es que sean nocivos o malos a partir de cierta hora, al igual que la carne de puerco (y de cualquier otro animal).

Lo que podría en dado caso causar problemas en la noche es la cantidad de comida.

Si consumimos una cena muy copiosa con alimentos propicios de causar indigestión o que los mismos necesiten de un tiempo razonable para su descomposición en el tracto digestivo, podría interferir con el descanso en personas susceptibles e intolerables a los ingredientes. También hay que tener en cuenta padecimientos que cursen con reflujo gastroesofágico. 


No debemos culpar al cerdito, en todo caso es la cantidad la que debemos cuidar. Una porción razonable no debería traer problemas ni alterar nuestro descanso por molestias gastrointestinales.


Recomendaciones para la cena
  • Sugiero que la última comida del día, sea unas dos horas antes de acostarse, para permitir el vaciado gástrico (puede llevar hasta 4 hrs en cenas copiosas altas en grasa-proteína).
  • Procura que tus comidas coincidan con la luz del día, regularás tus ritmos circadianos.
  • Si quieres optimizar el descanso tal vez te interesaría cenar un poco de carbohidrato simple tipo fruta. Con un vaso de leche no va nada mal. Ya sabemos que los carbohidratos por la noche no engordan.


Si te ha gustado o parecido interesante, no olvides seguir el blog por las redes sociales, comparto contenido diferente en cada una.

Me encanta leer tus dudas e inquietudes, y ayudar a resolverlas. Contacta por comentarios o en redes sociales.

Hasta la próxima!

0 comentarios :

Publicar un comentario